Traducir

miércoles, 30 de mayo de 2012

La vida es como una caja de bombones…


… nunca sabes cuál te va a tocar, decía Forrest Gump. Hoy vamos a ver qué hacer si os ha tocado el bombón malo de c*^`¨¨es, vale? Siempre podéis escupirlo pero algo amargo os quedará en la boca y hay que hacer que desaparezca… aunque quizás haya que cortar un trozo de lengua!  :D

Hay tres opciones de tratamiento disponibles para los que han tenido mala suerte:
1) observación,
2) remoción microquirúrgica y
3) radiación ("radiocirugía" o "radioterapia")
La elección del mejor tratamiento es una decisión que debe ser tomada tanto por el paciente como por el médico después de una revisión cuidadosa del tamaño del tumor, la ubicación de la misma, la edad del paciente, los síntomas, la salud física y la audicion. debe fomentarse una discusión abierta donde la experiencia y la filosofía de tratamiento de los médicos involucrados se explicada al paciente. No os fieis de ningún charlatán, el equipo médico debe tener mucha experiencia. Vamos a ver las diferentes opciones.

1. Observación - Observar y esperar:

Los neuromas acústicos pueden ser descubiertos por accidente, Normalmente cuando se hace una resonancia magnética es para evaluar otra cosa. El tumor puede descubrirse cuando es muy pequeño y hay muy pocos síntomas. Dado que los neuromas acústicos son tumores benignos y producen síntomas relacionados la presión que lentamente aplican a los nervios circundantes, la observación cuidadosa durante un período de tiempo puede ser apropiada para algunos pacientes. Cuando se descubre un tumor pequeño en un paciente de edad avanzada, si se presentan síntomas no graves la observación para determinar la tasa de crecimiento del tumor puede ser indicada. En la actualidad existe una buena evidencia de largos estudios observacionales que sugieren que muchos tumores pequeños en personas mayores no aumentan significativamente de tamaño, permitiendo así que estos tumores con ausencia de crecimiento puedan solo ser observados. Si parece que el tumor no tendrá que ser tratado durante la esperanza de vida del paciente, el tratamiento y sus complicaciones potenciales pueden ser evitados. En este caso, se llevan a cabo resonancias magnéticas periódicamente y, si el tumor no muestra un crecimiento significativo, la observación se continúa. Si el tumor muestra aumento progresivo de tamaño, entonces el tratamiento puede ser necesario.
Otro ejemplo de un grupo de pacientes en los que la observación puede estar indicada incluye a pacientes con tumor en el único o mejor oído que tiene, sobre todo cuando el tumor es de un tamaño que indica que con el tratamiento la preservación de la audición es poco probable. En este grupo de pacientes, la resonancia magnética se utiliza para seguir el patrón de crecimiento. El tratamiento se recomienda si bien la audiencia se pierde o el tamaño del tumor se convierte en peligro la vida, permitiendo así al paciente que mantenga la audición durante tanto tiempo como sea posible.

2. Microcirugía de extirpación del tumor:

A. La eliminación parcial del tumor:

La extirpación parcial de un neuroma acústico puede estar indicada en algunos pacientes con el fin de reducir el riesgo de complicaciones, con la constatación de que el tratamiento adicional puede ser necesaria en el futuro. Hay una nueva técnica para conservar el nervio facial en la que pequeños trozos del tumor residual se dejan en el nervio del tronco cerebral o facial. Con este método, el crecimiento del tumor por lo general se detiene siempre y cuando el tumor no está conectado a los porus. En ocasiones los tumores residuales luego se irradian posteriormente. Los pacientes mayores con tumores grandes que causan una amenaza para la vida pueden elegir que su cirujano extirpe el tumor parcialmente. La eliminación parcial del tumor también ha sido defendida en algunos pacientes que tienen tumores de gran tamaño en su único oído funcionante. Este tratamiento quirúrgico reducirá el tumor en tamaño, para que no pueda causar ningún peligro para la salud del paciente durante su esperanza de vida. Este enfoque puede reducir la probabilidad de disfunción del nervio facial como resultado de la cirugía. Resonancias magnéticas periódicas son importantes para seguir el ritmo de crecimiento potencial de cualquier tumor.

B. La eliminación total del tumor:

Muchos tumores pueden ser totalmente extirpados mediante cirugía. Las técnicas microquirúrgicas y los instrumentos, junto con el microscopio quirúrgico, han reducido en gran medida los riesgos de la cirugía de extirpación total del tumor. La preservación del nervio facial para evitar la parálisis facial permanente, es tarea primordial para el cirujano del neuroma acústico con experiencia. La preservación de la audición es un objetivo importante para los pacientes que presentan audición funcional.

Tanto la
función del nervio facial y la audición se controlan eléctricamente durante la cirugía. Esta es una valiosa ayuda para el cirujano mientras quita el tumor.

C. Procedimientos Quirúrgicos:

Hay tres principales abordajes quirúrgicos para la eliminación de un neuroma acústico: Translaberíntico, fosa retro sigmoidea / sub-occipital y media. El enfoque en un paciente se basa en varios factores como el tamaño del tumor, su localización, la habilidad y experiencia del cirujano, y si la preservación de la audición es un objetivo. El cirujano y el paciente deben discutir a fondo las razones de un enfoque seleccionado. Cada uno de los métodos quirúrgicos tiene ventajas y desventajas, y excelentes resultados se han conseguido utilizando las tres técnicas.

Enfoque Translaberíntico: El enfoque translaberíntico puede ser preferido por el equipo quirúrgico cuando el paciente no tiene audición útil, o cuando un intento de preservar la audición no sería realístico. La incisión de este enfoque se practica detrás de la oreja. Se trata de la eliminación de la apófisis mastoides (el hueso detrás del oído) y parte del hueso del oído interno, lo que permite una excelente exposición del conducto auditivo interno y del tumor. Esto provoca pérdida auditiva permanente y total en ese oído. Este enfoque facilita la identificación del nervio facial en el hueso temporal con anterioridad a cualquier remoción del tumor. El cirujano tiene la ventaja de conocer la localización del nervio facial antes de la disección del tumor y eliminación. Cualquier tamaño del tumor se puede quitar con este enfoque. Una segunda incisión, pequeña típicamente se hace en el abdomen para coger grasa. Esta grasa se ​​añade durante la cirugía y es la sustancia que se usa para prevenir una fuga de líquido cefalorraquídeo (LCR) después de haber extirpado el tumor.

• Enfoque Retrosigmoide / sub-occipital: La incisión de este enfoque se encuentra en una posición ligeramente diferente: se practica una abertura en el cráneo detrás de la parte mastoidea de la oreja, cerca de la parte posterior de la cabeza en el lado del tumor. El cirujano expone el tumor por su parte posterior (trasera), consiguiendo así una muy buena vista del tumor en relación con el tronco encefálico. Cuando se persigue la eliminación de tumores de gran tamaño a través de este enfoque, el nervio facial puede estar expuesto por la apertura temprana del conducto auditivo interno. Se puede quitar cualquier tamaño del tumor con este enfoque. Una de las principales ventajas del enfoque retro sigmoidea es la posibilidad de preservar la audición.

• Enfoque Fossa Media: La incisión de este enfoque se encuentra en una ubicación un poco diferente y se utiliza principalmente para el propósito de preservación de la audición en pacientes con tumores pequeños, por lo general confinados al conducto auditivo interno. Una pequeña ventana de hueso se retira por encima del canal del oído para permitir la exposición del tumor desde la superficie superior del canal auditivo interno más allá del oído interno.

3. Radiación:

Otra opción de tratamiento para un neuroma acústico es la radiación. La terapia de radiación estereostática, puede ser aplicada como una sola sesión de radiocirugía (RE) o repartida en varias sesiones (FSR). Ambas técnicas se realizan en el ámbito ambulatorio, no requieren anestesia general ni hospitalización. El propósito de estas técnicas es detener el crecimiento del tumor y matar el tumor (necrosis).
En los tratamientos de dosis única, muchos cientos de pequeños haces de radiación se dirigen al neuroma acústico. Esto da como resultado una alta dosis de radiación sobre el tumor y muy poco sobre las estructuras cerebrales circundantes. Muchos pacientes han sido tratados de esta manera, con altas tasas de éxito. La debilidad facial o adormecimiento en las manos en caso de radio-cirujanos experimentados se produce en sólo un pequeño porcentaje de casos y suele ser temporal. La audición puede ser conservada en muchos casos.
El tratamiento de dosis múltiples, FSR, ofrece pequeñas dosis de radiación durante un período de tiempo, requiriendo que el paciente vuelva para el tratamiento diariamente, de 3 a 30 veces, generalmente durante varias semanas. Cada visita dura unos pocos minutos y la mayoría de los pacientes son libres practicar sus actividades diarias antes y después de cada sesión de tratamiento. Los primeros datos indican que la FSR puede ayudar en la preservación de la audición más que con una sola sesión SRS.
El equipo de tratamiento puede consistir de un neurocirujano, un otorrinolaringólogo (especialista en oído, nariz y garganta) o un neurólogo (especialista en oído y el cirujano base del cráneo), un oncólogo de radiación y un físico. El seguimiento después de la SRS y FSR suele incluir una resonancia magnética y una audiometría a los seis meses, un año y luego, cada año, entonces cada dos o tres años para asegurarse de que el tumor no empiece a crecer de nuevo.
Los pacientes deben entender que todos los tipos de terapia de radiación para los neuromas acústicos pueden ser útiles para “controlar el tumor": con ellas las células tumorales mueren y se produce la necrosis del tejido. El control del tumor significa que el crecimiento del tumor puede retardarse o detenerse y, en algunos casos, el tumor puede reducirse de tamaño. En casi ningún caso se han eliminado tumores completamente con los tratamientos de radiación. En otras palabras, la radiación no extirpa el tumor, como la microcirugía. Además, los pacientes requieren seguimiento de por vida por resonancia magnética. Tumores de tamaño pequeño o mediano (menos de 2,5 a 3,0 cm), sin afectación significativa del tronco cerebral, son más favorables para ser tratados con radiación. Los efectos secundarios pueden ocurrir cuando el tronco del encéfalo se irradia y en algunos casos de tumores de gran tamaño la radiación está contraindicada. Los pacientes deben entender que se han notificado casos raros de degeneración maligna (un tumor benigno convertirse en maligno) después de la radioterapia. A veces el tumor no se muere y luego sigue creciendo. En esos casos, es necesario otro tratamiento - ya sea microcirugía o, a veces otra dosis de radiación.

Bueno… ¿cómo os ha quedado el cuerpo? A mí se me ha quedado acojonadito… de hecho llevo días en este estado. Creo que a nadie le gusta que le hagan un agujero en la cabeza, ¿no?
Lo que me comentó el medico (neurocirujano) es que va a utilizar el enfoque retro sigmoideo, porque Willy es grande y todavía oigo. ¿Parálisis facial? Pues igual sí. Esto no se puede decir, el medico tendrá que abrir y ver que hay (cuidando bien que no se me escape serrín de la cabeza). Igual no podré oír nunca más por los dos oídos… se me acaba la audición en estéreo… me harán descuentos para conciertos, Spotify y eso? Me parece lo mínimo, como solo los disfrutare a medias…
Me queda explicaros el post operatorio, pero para hoy ya hemos hablado lo suficiente.
Espero que mi médico no vea este blog, igual se empieza a partir la caja…

4 comentarios:

  1. Ánimo Anto!! Y no pierdas el buen humor! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Monica, esto es lo que intento. :)

      Eliminar
  2. Hola..me operaron hace dos meses de un neurinoma 5 cm..paralisis facial..no oigo oido derecho..migrañas y mareos. En cuanto tiempo me recuperare.. se que no a todos nos pasa igual..Pero..Que me aconsejas..te recuperaste bien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pili! Mira, migrañas ya no tengo. Mareos pocos, bueno es que me he acostumbrado a andar como un poco borracha :) y el oido.. el mio tambien está perdido pero animos! TEnemos otro! Espero te recuperes pronto!

      Eliminar